Viajes

¿QUÉ VISITAR EN COPENHAGUE CON NIÑOS?

02/09/2019,

Copenhague es una ciudad limpia, segura y bellísima que ofrece numerosas actividades para familias con niños. Visitamos Copenhague durante nuestro viaje por Dinamarca, en el que también estuvimos en Odense (visitando el Centro Cultural Hans Christian Andersen) y Billund ( Parque Lego). Tuvimos suerte porque ese verano disfrutamos de un tiempo maravilloso.

Aquí tenéis nuestras recomendaciones con las mejores actividades para familias con niños en Copenhague. Nos encantaría escuchar las vuestras también:

Jardines Tívoli:   situados en pleno corazón de la ciudad de Copenhague, los Jardines Tívoli son mucho más que un simple parque de atracciones. Son uno de los lugares más visitados de todo Dinamarca, y en el momento en el que cruzas por debajo de su arco de entrada, comprendes por qué son un lugar mágico para los daneses. Nos gustó tanto que publicamos un artículo sobre los “Jardines Mágicos de Tivoli”  que podéis leer aquí.



Recorrer la ciudad en bicicleta: las calles de Copenhague están pensadas para los peatones y ciclistas, así que es una ciudad ideal para descubrir sin prisas y al ritmo de una familia con niños. Hay muchas empresas por toda la ciudad que alquilan bicicletas (muchas de ellas llevan incorporados GPS y proporcionan asientos para los niños más pequeños) y la mayoría de los hoteles también ofertan este servicio. Es una manera divertida, sana, fácil, barata, rápida y ecológica de disfrutar de la ciudad como un danés más.

Nyhavn: No podéis dejar de visitar el icónico canal de Nyhavn (Nuevo Puerto), conocido internacionalmente por su carácter y coloridas casas. El canal de Nyhavn- que da nombre a todo el barrio- data de 1673 y está situado en el centro de la ciudad.

Si os apetece probar la cocina danesa, Nyhavn es el lugar para hacerlo ya que la oferta de restaurantes y cafeterías es inmensa. Es un lugar muy agradable para comer en alguna de sus terrazas y probar su oferta de pescados y mariscos, así como el típico “ “smørrebrød”o “sándwich abierto”, considerado el “almuerzo nacional” de Dinamarca.

La Sirenita: Copenhague es relativamente pequeña, así que caminar es otra manera fantástica de recorrer la ciudad. Si os apetece dar un agradable paseo, podéis llegar caminando hasta La Sirenita, símbolo de la ciudad. Es una estatua pequeña (sí, muy pequeña) basada en el cuento de Hans Christian Andersen. Esta estatua a veces es motivo de comentarios negativos ya que es más modesta que lo que uno incialmente podría esperar. A 5 minutos caminando de la estatua está la Fuente de Gefion, que es realmente impresionante.

En barco: Copenhague es una de las ciudades marítimas y portuarias por excelencia, así que un paseo en barco es una de las mejores maneras para ver la ciudad desde otra perspectiva y descubrir que tal vez es incluso más bella desde el agua. Las opciones son ilimitadas: kayak, góndola, barco a vela o los turísticos barcos que realizan tours por los canales.  Las rutas varían, pero si tenéis ocasión, os sugeriría ver desde el agua algunos de los lugares imprescindibles de la ciudad como son el Castillo de Amalienborg, la Ópera, y los canales de Christianshavn y Frederiksholm.

Paseos, compras y dulces: Dinamarca es internacionalmente reconocida por su diseño (en especial por su diseño de lámparas) por lo que un buen plan es perderse por el centro de la ciudad y descubrir sus muchas tiendas.  Si os interesa el diseño de interiores, tal vez os resulte de interés este listado con las mejores tiendas de diseño danés de la ciudad.

A los daneses también les apasiona el café (suelen encabezar el listado de países con mayor consumo) y las tartas, así que la ciudad es un paraíso para las familias golosas. Por cualquier barrio encontraréis multitud de acogedoras cafeterías en las que disfrutar de un buen dulce.  Una de las más tradicionales, y considerada tal vez la mejor, es La Glace (la pastelería más antigua de la ciudad, abierta en 1870).

Hygge: tal vez os resulte familiar esta palabra danesa que recientemente se ha popularizado. El libro “Hygge: La felicidad en las pequeñas cosas” os dará una visión más profunda sobre esta importante seña cultural de los daneses.  A mí me fascina el enfoque a la vida “Hygge”, que intenta sacar el mayor provecho del día a día. Así que os invito a dejaros llevar por su forma de entender la vida y seguir el “Manifiesto Hygge” usando velas, apagando los dispositivos electrónicos, leyendo, disfrutando de un buen café o un chocolate caliente, y saboreando los deliciosos postres daneses. Sin duda este es uno de los factores que contribuyen a que año tras año Dinamarca encabece el listado de países más felices del mundo. 

Alojamiento:  estuvimos 3 noches en Copenhague y nos alojamos en el Hotel Avenue, un hotel para familias en pleno centro de la ciudad (y con fácil acceso en transporte público desde el aeropuerto). Nos gustó especialmente su servicio de alquiler de bicicletas, su desayuno con muchos productos orgánicos, frutas y dulces, así como la comodidad de poder ir caminando hasta el centro.

¡A nuestros hijos les encantó Dinamarca!. Deseo que este post os inspire a visitar este país en familia.

You Might Also Want To Read

SÉ UN VIAJERO

08/06/2015

LA RAPOSERA: UN HOTEL CON ENCANTO EN ASTURIAS

19/11/2015

KIHAA MALDIVAS: UN PARAÍSO PARA FAMILIAS

17/05/2018

No Comments

Leave a Reply