Mundo Padres

LA HISTORIA DEL PIANISTA EN EL ÁRTICO

24/06/2016,

Ésta es la historia de un hombre, el océano, un piano… y la fragilidad de todo un planeta.

Hace años leí el brillante monólogo Novecento del escritor italiano Alessandro Baricco.  Un breve texto teatral que narra la historia de Danny Boodman, conocido como “Novecento”. Abandonado al nacer en un transatlántico, nunca dejaría ese barco y se convierte en pianista. Su música consigue que los pasajeros no sientan tanto miedo al océano.

 

© Pedro Armestre/ Foto cortesía de Greenpeace

© Pedro Armestre/ Foto cortesía de Greenpeace

 

Esta semana el reconocido pianista y compositor  Ludovico Einaudi me hizo recordar a Novecento al ofrecer un concierto histórico. Ludovico Einaudi interpretó su composición Elegía para el ártico, en una plataforma flotante en pleno océano Ártico frente al glaciar Wahlenbergbreen (Noruega).

Os pido que por favor dediquéis un par de minutos y veáis este video. La música de Einaudi refleja la belleza, pureza y fragilidad, y a través de su música Einaudi suma su voz a la de más de 8 millones de personas de todo el mundo que exigen  protección para el Ártico.

 

 

Artic Sunrise, el barco de Greenpeace, llevó a Einaudi, su piano de cola y las voces de esos 8 millones de personas hasta Svalbard.  A bordo del barco Einaudi expresó “que es muy importante que comprendamos la importancia del Ártico, que detengamos su proceso de destrucción y lo protejamos”. Pero a pesar del significado y magnitud del problema en el ártico, es en realidad uno de los océanos menos protegidos.

La naturaleza nos está hablando, pero no la estamos escuchando. Por favor, compartid con vuestros seres queridos este segundo video sobre el papel vital de los océanos en nuestro clima. Es nuestro presente, nuestro futuro, el futuro de nuestros hijos.

 

 

You Might Also Want To Read

COMPRAS NAVIDEÑAS EN LONDRES: MARYLEBONE HIGH STREET

28/11/2015

2016: AÑO DEL MONO DE FUEGO

09/01/2016

ALGUNOS CONSEJOS DE EXPERIMENTADAS MAMÁS

06/07/2015

No Comments

Leave a Reply