Mundo Padres Viajes

VIAJES Y FOTOGRAFÍA: AFRICANA SAFARI

04/07/2018,

“Si alguna vez he visto la magia, ha sido en África” – John Hemingway.

 

Si soñáis con realizar un safari de ensueño por África, Africana Safari os ayudará a hacerlo realidad. Fundada por la fotógrafa y asesora de viajes Lucy Beveridge, Africana Safari es una plataforma en la que Lucy comparte su profundo conocimiento y pasión por los lugares más salvajes y desconocidos de África.

Lucy ha viajado en innumerables ocasiones al sur del continente y ha diseñado centenares de itinerarios para todo tipo de safaris (de lujo, aventuras, románticos, fotográficos, culturales) en países como Namibia, Sudáfrica, Zambia, Botsuana y Zimbabue. Africana Safari podrá enseñaros la África más “real” y diseñar un itinerario y alojamiento totalmente personalizado a vuestras preferencias y necesidades.

Hoy hacemos un viaje muy especial hasta África para entrevistar a Lucy. Creo que os van a encantar sus fotografías, su pasión por los viajes y su historia de amor con África. Además, Lucy comparte con World Kids sus consejos y sugerencias para hacer un safari familiar y por qué es una experiencia tan enriquecedora para toda la familia.

 

World Kids: ¿ Podrías explicarnos qué fue lo que más te cautivo la primera vez que visitaste Botsuana?

Lucy Beveridge : Es difícil de explicar qué fue lo que más me cautivo la primera vez porque fue mucho mejor que vivir como un sueño se hace realidad. Siempre he querido visitar África, incluso de niña, así que cuando por primera vez visité el Delta del Okavango sentí una experiencia realmente estimulante, simplemente por estar en esa naturaleza tan salvaje, bella y aún intacta.

Creo que se podría afirmar que el deseo de aventura junto con la sensación de libertad es lo primero que recuerdo haber sentido en este viaje y también que fue una sensación adictiva.

 

¿Por qué es África tan especial?

África para mí es muy especial, a pesar de que no he nacido aquí y ni siquiera es mi continente, pero estar en su naturaleza salvaje me hace sentir feliz y “en casa”. Tal vez sea algo así como un recuerdo en retrospectiva genético, ya que todos procedemos de aquí (y en mi caso en concreto me llamo Lucy como el ¡primer homínido!).

Desde ese primer viaje, he regresado a África muchísimas veces, fascinada por su naturaleza y por la crudeza y belleza de sus paisajes, que van del desierto hasta ríos, sabanas y bosques. Estar en un lugar en el que aún es la naturaleza la que domina y en el que la fauna aún vaga en libertad, me hace apreciar la belleza y fragilidad de esta tierra, y eso es algo que te cambia para siempre.

 

Has viajado por toda África en numerosas ocasiones. ¿Qué viaje recomendarías a las familias que estén pensando en viajar por primera vez a este continente?

En mi opinión, Namibia es el país ideal para que una familia realice su primer safari. Es un país seguro, la gente es amabilísima y muy acogedora, y los paisajes son increíbles. Además los precios aún son razonables y hay muchas cosas y lugares que visitar que pueden ser del agrado de todos los miembros de  la familia con independencia de su edad.

Las familias pueden explorar y subir las dunas rojas de arena del Desierto del Namib en  Sossusvlei, donde se encuentra la duna más alta del mundo. Desde su cima se pueden divisar unas vistas maravillosas de un inmenso mar de arena y también tener una vista de pájaro de Deadvlei (bosque milenario con árboles petrificados). Después puedes disfrutar descendiendo la duna y recorriendo este bosque milenario que es totalmente fascinante e irreal.

El Parque Nacional Etosha es el hogar de muchos de los animales más icónicos de África, como los leones, elefantes, los rinocerontes negros en peligro de extinción, leopardos, cebras, jirafas, guepardos, hienas… así como todo tipo de pájaros, gacelas, antílopes, incluyendo tanto el antílope eland- el más grande- como los madoqua – los más pequeños-.

Si viajas hacia el oeste, el desierto alcanza el Océano Atlántico, creando una dramática y salvaje línea de costa salpicada por restos de huesos de ballenas blancas y barcos encallados tras un naufragio, que dan el nombre a esta costa de “los Esqueletos”. En la Bahía de Walvis las familias pueden practicar kayak y realizar excursiones en catamaran para ver delfines, las colonias de leones marinos, pelícanos y flamencos. Incluso en algunos momentos del año, se pueden avistar las ballenas francas australes.

Cerca de la Bahía de Walvis encontraréis la ciudad costera de Swakopmund, con arquitectura de estilo germánica perteneciente a la época en la que Namibia era una colonia de este pais. Si no fuese por el desierto, al contemplar estas típicas casas uno pensaría que está en Baviera. Aquí en Swakopmund, las familias tienen la posibilidad de realizar multitud de actividades como deslizarse por las dunas, un recorrido en bicis-quad y visitas por el desierto para ver cómo los animales más pequeños sobreviven en este entorno tan severo.

Otra área que merece la pena  es Damaraland en el que enormes rocas de granito parecen haber sido apiladas una encima de otras creando extraños “koppies”. En Damaraland es donde se pueden encontrar a los raros elefantes que se han adaptado al desierto, así como rinocerontes negros, además de jirafas, avestruces, chacales, antílopes y gacelas. Las famosas pinturas de los bosquimanos en las rocas, con una antigüedad de unos 2000 años, también están en esta zona y en concreto pueden verse en Twyfelfontein.

La parte norte del país es donde vive la enigmática y nómada tribu Himba, mientras que los bosquimanos viven en el desierto de Kalahari y en el este y sur del país.

Por último, destacar la región de Zambezi, el Meteorito Hoba, Spitzkoppe, Vingerklip, el Macizo de Brandberg, el trópico de Capricornio, Luderitz, Quiver Tree Forest, los caballos salvajes de Aus, la ciudad fantasma de Kolmaskop, y en Cañón del río Fish… como veis, hay muchísimos lugares de interés en Namibia.

 

 

¿Y qué es lo que hace del safari una experiencia inolvidable para las familias?

Creo que realizar un safari es una experiencia única para todo el mundo, con independencia de su edad. Es una gran aventura para los padres y los niños, y todos compartirán los mismos sentimientos y sensaciones de asombro y excitación al ver por primera vez en libertad animales como los elefantes, los leones o las cebras. Verán a todos estos animales en su hábitat natural y además aprenderán muchísimo sobre la naturaleza.

Pero además, verán, vivirán y aprenderán otras costumbres y formas de vida. Un safari no solo es una gran aventura, sino que es una experiencia realmente enriquecedora para toda la familia, cuyo recuerdo perdurará en ti y en tus hijos para siempre.

 

¿Lo recomendarías también a familias con niños muy pequeños?

Esta pregunta tiene truco. Por una parte sí que lo recomiendo pero dependiendo de dónde vayáis y qué países visitéis. Algunos alojamientos y campamentos no permiten niños menores de seis años mientras que en otros sí son bienvenidos.

Por ejemplo, Sudáfrica y Namibia son grandes destinos para familias con niños pequeños e incluso en los alojamientos no solo ofrecen safaris, sino que también organizan muchas actividades para ellos: talleres de cocina, pintura, e incluso algunos tienen servicios de niñeras por si los padres prefieren que los niños estén en el hotel (lodge) mientras ellos realizan alguna excursión.

Creo que la edad ideal para iniciarse en un safari (y recordarlo) sería alrededor de los 7 u 8 años. Yo llevé a mi hija en su primer safari cuando tenía esta edad y le encantó. Aún lo recuerda y a menudo habla sobre lo que sintió la primera vez que oyó rugir a un león. No le importaba madrugar mucho para comenzar el safari (por cierto, es curioso, pero era siempre la primera en estar lista y subirse al jeep cada mañana). Desde entonces, mi hija me ha acompañado en todos mis safaris, y ahora que ya casi tiene 15 años, se ha convertido en casi una experta fotógrafa y sabe muchísimo sobre los animales africanos.

 

 

Tu fotografía de paisajes es realmente excepcional. ¿Qué fotógrafos admiras?

¡Muchas gracias por tu elogio!. Me hace mucha ilusión que te guste mi fotografía.

Ser una mujer fotógrafa de la naturaleza y vida salvaje no es fácil, ya que es un mundo aún dominado por los hombres. Admiro a muchos fotógrafos, pero tal vez mi favorita sea la fotógrafa Beverly Joubert. ¡Es mi heroína!

Otras fotógrafas que me fascinan son Suzie Esterhas, Jackie Badenhurst, Laura Dyer, Alison Buttigieg, Aya Okawa, Veronica K Ko y Linda Oteri, entre otras muchas.

También admiro el excepcional trabajo de fotógrafos como Joel Sartore, Frans Lanting, Greg du Toit, Nick Brandt, Sebastiao Salgado, Mario Moreno, Yaron Schmid, Tony Mackrill, Björn Persson, Ivan Lesica, Jassen Todorov, Juan Osorio… Podría continuar hasta el infinito. ¡La lista es inacabable!

 

 

Esta última foto del árbol petrificado frente a la duna me enamora. Creo que captura el desierto con una enorme belleza y un colorido muy original. ¿Qué sentiste cuando la tomaste? Imagino que debe ser un lugar mágico.

Muchas gracias. Es también una de mis fotografías favoritas. Si, Deadvlei y Sossusvlei son lugares mágicos. Para mí esta foto representa la belleza fuerte y pura del desierto. He estado en estos lugares en incontables ocasiones y no me deja de asombrar, ni me canso de verlos.

 Este es el título y texto que escribí para esta foto:

 “Desafiando el tiempo”

El esqueleto de este árbol muerto ha padecido siglos del duro clima del desierto, y se yerga desafiante a la duna gigante en el Dead Vlei de Sossuvlei en Namibia. Intenté capturar la esencia de esta imponente duna, cómo la luz durante los distintos momentos del día puede cambiar drásticamente los colores de estas dunas de arena roja (debidas a la oxidación del hierro), cómo el primer sol de la mañana puede hacer que parezca que brilla y cómo este viejo árbol sigue allí, siglo tras siglo, contra todo pronóstico.”

 

 

You Might Also Want To Read

3 LIBROS PARA NIÑOS SOBRE LONDRES

15/02/2018

PLAYA DE GUINCHO CON NIÑOS: SURF, COMIDA Y ATARDECERES

13/09/2015

HAMBURGO CON NIÑOS: MINIATUR WUNDERLAND

12/06/2015

No Comments

Leave a Reply