Viajes

TOURING FAMILY TALES: LA HISTORIA DE UNA FAMILIA QUE RECORRE EL MUNDO

09/04/2018,

¿Alguna vez habéis soñado con vender vuestra casa, dejar vuestro agotador trabajo, pagar las deudas y disfrutar de un año sabático en el que viajar por todo el mundo con vuestra familia? Hace un año Louisa Trivett y su preciosa familia decidieron que necesitaban un cambio de vida, y ahora comparten en su blog Touring Family Tales su pasión por los viajes y sus aventuras.

Todo el mundo tiene una historia y la de Louisa es única. Ha sido un gran placer charlar con ella y creo que os encantarán sus respuestas honestas sobre decisiones valientes, escolarizar a sus hijos durante este viaje, su nueva forma de vida y todos los lugares increíbles que han visitado juntos. ¡Y también comparte los mejores consejos para viajar con niños!.

Australia

WK: Cuéntanos un poco sobre tu vida y familia y por qué decidisteis dejar Londres y viajar alrededor del mundo.

LT:  Somos la familia Trivett:   Louisa (46), Paul (51), William (11) e Isabel (9)

Vivíamos en un barrio precioso de Londres, en una casa grande y en una calle muy agradable. Nos encantaban nuestros vecinos y los niños estaban felices en el colegio y con sus amigos. Pero teníamos una hipoteca muy elevada y tanto mi marido como yo trabajábamos muchas horas. Yo era Directora de una empresa que producía guías de audios para museos y Paul gestionaba alojamiento para los alumnos de la universidad en Richmond on Thames.

Nuestros hijos pronto iban a comenzar la educación secundaria y teníamos que tomar algunas decisiones sobre si queríamos o no seguir en Londres. Las escuelas locales eran correctas pero nos preocupaba que los niños creciesen demasiado rápido en ellas, y la opción de una escuela privada no nos la podíamos permitir. Yo también deseaba dejar mi trabajo y en especial estaba agotada de ir cada día al centro de Londres a trabajar. Como la mayoría de las familias en la que ambos progenitores trabajan, disponíamos de poco tiempo y sentíamos que nuestras vidas eran una lista interminable de obligaciones.  Cada mañana era un estrés conseguir que todos llegásemos al trabajo y al colegio a tiempo, y todas las noches era el estrés inverso. Luego el fin de semana estábamos los cuatro cansados,  teníamos muchos recados que hacer…  pero no podíamos permitirnos dejar de trabajar.

Así que decidimos vender nuestra casa. Pero lo hicimos en el peor de los momentos ya que salió al mercado el día después de votarse el Brexit. El precio de las viviendas sufrió un importante descenso y tuvimos que esperar siete meses para poder venderla.

Siempre habíamos hablado de tomarnos un tiempo sabático pero nunca parecía posible, y  en el proceso de espera de venta de la casa nos pareció que podía ser el momento idóneo (los niños tenían 9 y 10 años).  Estábamos nervioso sobre cómo escolarizar a nuestros hijos en este viaje, pero sabíamos que estarían felices y nos sentimos seguros de todo lo que aprenderían al explorar el mundo.

Así que en junio de 2017 compramos una casa más barata cerca de Cambridge, dejamos nuestros trabajos y los niños acabaron su curso escolar. Decidimos preparar nuestra casa para poder alquilarla y dedicamos 4 semanas a preparar nuestro viaje.

 

En las dunas de Perú

¿Habéis sentido que  vuestra familia está más unida durante vuestro viaje?

¡Sin duda! Cuando vivíamos en Londres prácticamente no pasábamos tiempo juntos, y sentía que me estaba perdiendo la infancia de mis hijos desde el momento en que acabé mi baja de maternidad. Entonces el tiempo que pasábamos juntos no era un “tiempo de calidad”.  En cambio estos últimos 9 meses convivimos juntos y hemos hecho cosas maravillosas juntos. En cierta manera es como si nuestra relación ha pasado de padre/hijos a algo más parecido a amigos. Por supuesto a veces aún discutimos, y hay veces en los que estamos demasiados juntos así que tenemos que ser tolerantes y gestionar bien los conflictos. Los niños, que antes no hubiesen querido compartir habitación juntos, han tenido que compartir habitación y camas, y los hermanos se han convertido en grandes amigos este año. En definitiva este año hemos estado muy unidos y lo recordaremos siempre como un tiempo muy feliz.

 

¿Cómo han estudiado tus hijos durante este año?
Nuestra decisión de escolarizar nosotros a los niños vino ligada con este viaje. Estábamos preocupados por cómo reaccionaría la gente a esta decisión. ¿Estábamos siendo irresponsables? Pero cuando comentamos nuestros planes con el director del colegio de nuestros hijos, nos apoyó y nos comentó que le hubiese encantado haber hecho algo similar con su familia. Así que decidimos que cada día impartiríamos clases de matemáticos a nuestros hijos, tendrían que leer y escribir, pero el resto del aprendizaje sería sobre los países que visitaríamos. Nuestros planes es que regresen al colegio, pero si esa transición no fuese bien, no tendríamos ningún problema en continuar escolarizándoles en casa de nuevo, ya que hemos visto muchas ventajas en este sistema. Pero de momento nuestros hijos sí que han echado de menos el colegio así que están deseando regresar.

 

Templos Angkor. Cambodia

 

¿Os gusta planificar vuestros viajes o preferís improvisar vuestro itinerario?

Soy una persona muy organizada y cree un  presupuesto dividido en las cuatro áreas que queríamos visitar: América del Norte, Sudamérica, Oceanía y el Sudeste asiático. Estos presupuestos incluían los gastos previstos para el alojamiento, viajes internos, excursiones  y alimentación. Era importante para mí prever y detallar nuestros gastos para poder tener dinero para hacer todo lo que queríamos. Reservamos todos nuestros vuelos por adelantado con tarifas flexibles que nos permitían cambiar las fechas, y después reservamos nuestro primer alojamiento en Toronto, donde comenzamos nuestro viaje. Pero el resto del viaje lo fuimos improvisando y tan solo programábamos unas semanas con antelación para disponer de cierta flexibilidad y poder quedarnos más en algún lugar si así lo deseábamos. Éste sistema ha funcionado muy bien para nosotros y la única dificultad que hemos tenido ha sido puntual para conseguir alojamiento en temporadas altas. Algunas veces en Canadá y en Australia hemos tenido que pagar más de lo que nos hubiese gustado por no haber reservado con suficiente antelación.

 

Jugando a ser guerreros en Fiji

¿Cómo preparáis a vuestros hijos para los viajes? ¿Están involucrados en qué hay que ver y qué hacer en cada destino?

Cuando comenzamos a preparar este viaje, al principio estábamos inseguros sobre la idea porque los niños estarían lejos de sus amigos. Así que hicimos todo lo posible por involucrarles el máximo. Nos sentamos con un mapa del mundo e hicimos una lista de lugares que queríamos visitar. También respetamos algunos vetos, como el de mi hija que afirmaba que no quería ir a África (no sé realmente por qué pero creo que tenía miedo a los leones). Les dejamos claros que no podríamos hacer todo pero que intentaríamos hacer un itinerario que fuese del agrado de toda la familia.

Ya durante el viaje discutimos a dónde nos dirigiríamos y qué opciones teníamos para el siguiente destino. La mayor parte de las veces los niños estaban contentos con nuestros planes, y no solían pedirnos  nada especial, salvo ir a todos los Museos de Historia Natural  que existiesen. Si en algún momento no nos poníamos de acuerdo, lo que hacíamos era dividirnos. También hemos discutido con los niños el presupuesto para que comprendan que si conseguíamos ahorrar en algunos caprichos, podríamos prolongar nuestros viajes.

 

En la Patagonia

Con toda vuestra experiencia en viajes, ¿podríais compartir algunos consejos para viajar con niños?

Nuestros hijos tienen 9 y 11 años, así que viajar con ellos no es como viajar con niños pequeños. Es mucho más fácil con ellos.

Mi mejor consejo es dejar que las relaciones con tus hijos evolucionen. Es un ambiente muy diferente al de casa y pueden contribuir de manera más madura y positiva. Tal vez se les den mejor los idiomas o recuerden algunos detalles mejor. También han sido muy flexibles y gestionan mejor que nosotros el aburrimiento. Ayer por ejemplo estuvimos 13 horas en un viaje en autobús entre Cambodia y Bangkok y ninguno de los niños se quejó en ningún momento. Además a esta edad ya se ocupan de su equipaje y pueden tomar decisiones y ayudar a preparar las maletas.

Aún no tienen ipads propios pero compartimos libros electrónicos y una tableta. También les permitimos que estén en contacto con sus amigos por WhatsApp y Skype. Así que les tratamos como pequeñas personas más que como niños (como probablemente hacíamos en casa) y como resultado ambos han madurado y ganado en seguridad.

Junto a un lago en Ontario, Canadá. ¡Uno de nuestros paisajes favoritos!

 

¿Habéis visitado muchos países. ¿Hay algún lugar que sea vuestro favorito?

Esta pregunta es la más difícil. Hay lugares en los que nos vemos viviendo, como los lagos de Ontario (Canadá) y en Argentina, y hay otros lugares que nos encantan para explorar. Perú fue uno de los destinos que más nos sorprendió. Es un país bellísimo, la gente es fantástica y los textiles están llenos de colorido. Visitar Perú nos hizo desear visitar Sudamérica de nuevo en el futuro.

 

Machu Picchu, Perú

¿Cuál es vuestro próximo destino?

Ahora mismo estamos en Bangkok y después nos iremos tres semanas al Reino Unido. Queremos ver a la familia y amigos, comprar un nuevo coche y realizar algunas gestiones administrativas. Luego nos gustaría hacer un viaje en caravana por Europa durante 2 meses. No lo tenemos aún perfilado pero nos gustaría visitar Grecia, Italia, los Balcanes, y regresar por Alemania y Francia.

 

Tailandia

Gracias Louise, por compartir tu historia con World Kids. Podéis leer sus aventuras en su cuenta de Instagram y también leer su blog de viajes.

Todas las fotos son cortesía de Touring Family Tales.

 

You Might Also Want To Read

PORTUGAL CON NIÑOS: CASCAIS EN VERANO

12/06/2017

OXFORD CON NIÑOS: LA LIBRERÍA Y CAFETERIA DE BAREFOOT BOOKS

11/11/2015

OPORTO CON NIÑOS: UNA ESCAPADA INOLVIDABLE

17/06/2015

No Comments

Leave a Reply